Adiós y muchas gracias a los directivos íconos de la Secundaria “Jesús Reyes Heroles” ™ Por: Blanca F. Góngora

El maestro Carlos Sánchez Jalomo y la maestra Basilia Delgado Hernández, director y subdirectora íconos de la Secundaria “Jesús Reyes Heroles” ™ decidieron jubilarse y seguramente lo hicieron después de largas reflexiones y valiosas ponderaciones, pensando en ellos, sí, pero sin olvidar a los que dejan.

Es una jubilación doble pocas veces vista, pues por lo general se va uno de los integrantes y el otro se queda y continúa nivelando el barco; pero esta vez los dos se van, él después de 50 años de servicio y ella después de 43. Han dejado esa comunidad educativa con un doble hueco difícil de llenar porque si bien el equipo completo sabe trabajar y seguir en buen compás su camino, no dudo que vendrán nuevas tempestades que sin estos directivos tendrán que reaprender a sortear.

He leído las semblanzas escritas sobre estos directivos donde se narra su llegada a esta profesión, su recorrido en la misma, sus increíbles cartas profesionales. He leído bellos mensajes de sus colegas quienes trabajaban bajo sus liderazgos y es emocionante sentir el agradecimiento y reconocimiento hacia este par de directivos que hicieron juntos una buena mancuerna.

Me consta que para la Subdirección de Educación Secundaria que atinadamente dirige la maestra Ana Isabel Paniagua Orozco fue esta decisión de “dejarlos ir” un espiral de emociones encontradas pues la maestra Ana con su sensibilidad y preocupación de que las secundarias en Colima estén en buenas manos, segura estoy que hubiera querido que se quedaran por siempre porque el trabajo de ellos dos fue, en todo momento, ejemplar; pero también puedo afirmar que la misma maestra Ana Paniagua sabe que el descanso y el tener el tiempo para disfrutar y estar con las familias para este par de brillantes y sensibles directivos es más que de sobra merecido.

Fueron una excelente dupla que no solo sabían sortear las problemáticas que una comunidad escolar tan grande implica, sino que, además, como si esto fuera poco, lograron consolidar a la secundaria “Reyes Heroles” ™ como la escuela top a la que grandes mayorías de padres de familia soñábamos con ingresar a nuestros hijos.

Mi hijo llegó a estudiar a esa escuela en 2015; ahí pasó su adolescencia e hizo muchos de sus mejores amigos, encontró maestras ejemplares que marcaron su vida y tuvo siempre en estos directivos una buena guía, valoración y cariño. Yo los conocí desde mi rol de mamá, pero también los conocí desde otros ángulos más, y cuando todos los ángulos gritan a los cuatro vientos la grandeza de dos seres es la clara señal de que en estos directivos se conjuntaron tres grandes virtudes: la vocación, el profesionalismo y la intachable calidad humana que los hizo llegar y quedarse en el sentimiento y ejemplo a seguir de sus compañeros de trabajo y autoridades, de los padres de familia y de sus alumnos y exalumnos. Es decir, se han ido de la escuela, pero se han anidado por siempre en los recuerdos de quienes cruzamos por sus caminos y por eso: muchas gracias maestro Carlos y maestra Basilia, el reto que emprende la escuela sin ustedes será uno de los más grandes del sistema educativo colimense.

Mis mejores deseos para todos, tanto para los que se van como para los que sin ellos nos quedamos.