Aliciente para el transporte urbano el que Colima ya esté en semáforo verde epidemiológico

Ante el posible regreso a clases presenciales y reactivación de todas las actividades económicas mejorará la situación del transporte público el cual pasa por una difícil crisis
En toda la contingencia se han tenido pérdidas de alrededor de 200 millones de pesos en el estado
Difícil momento para adquirir nuevas unidades, pero es necesario rehabilitar las ya existentes
José Luis Carrasco, presidente del Sistema Integral de Transporte del Estado de Colima (SINTRA), consideró que ante el escenario de ya estar en semáforo verde de riesgo epidemiológico en esta contingencia sanitaria, y donde se prevé en breve se pudieran estar ya iniciando las clases presenciales, representa un aliciente muy importante para el desarrollo económico del estado.

“Todos los sectores de la sociedad colimense vamos a reactivarnos”, precisó.

Aunque, mencionó el sistema de transporte público está pasando una crisis muy fuerte, no solamente en el ámbito estatal, sino en todo el país, “pero aquí en Colima, prácticamente llevamos año y medio sin actividad, se trabaja a un 40 por ciento de la capacidad normal y de ese 40 por ciento, se hacen menos rutas y hay rutas no rentables, que se tienen que hacer para cumplir con el servicio a la ciudadanía”.

Indicó que algunas de las rutas las están financiando, “hay rutas que nos dan un promedio de 180 o 200 boletos en todo el día, esto es financiado, pues cada unidad de transporte nos cuesta en gastos de operación alrededor de 1 mil 500 de combustible y 600 pesos del operador, sin embargo, estamos cumpliendo con las rutas para dar el servicio a las personas, pues si no se lo damos tiene que agarrar taxi, y será más oneroso su viaje”.

Durante la pandemia, reconoció, se han presentado pérdidas para el sector de transporte urbano en el estado que representan aproximadamente 200 millones de pesos.

Eso se refleja -señaló- en el mantenimiento de unidades, algunas están en muy malas condiciones, “nosotros obvio, queremos mejorar, SINTRA le echó las ganas hace un año se presentaron en el Complejo Administrativo, catorce unidades nuevas, ecológicas que en ese tiempo tuvieron un costo de 1 millón 600 mil pesos, rehabilitamos otra parte del parque vehicular, y potencializamos otros, dándose una inversión de alrededor de 30 millones de pesos, en donde le estábamos apostando a mejorar el transporte”.

Señaló que a raíz de eso también esperaban que hubiese una tarifa para esa inversión importante que se hizo, pero “quedó pendiente”.

Informó que hace poco menos de un mes acudió a una reunión donde les dieron a conocer autobuses eléctricos que su destino es Guadalajara “preguntamos precios y tienen un costo de 6 millones de pesos incluidas las baterías para su recarga”.

Pero, enfatizó Colima todavía no está en condiciones de aspirar a tener unidades de ese tipo, porque como se está trabajando ahora, lo que da cada ruta y la cantidad de camiones que se tienen trabajando se tiene un promedio de usuarios por camión de 300-330 boletos por unidad, por lo que no hay recursos para poder pagar un endeudamiento de esa magnitud.

Consideró necesario que en Colima ya se dé una restructuración de rutas, en donde se establezcan rutas alimentadoras o donde se puedan meter unidades que puedan sacar en promedio de 800 usuarios para arriba; “pero sabemos que en Colima no hay concentración de requerimiento de usuarios que demanden ese servicio”.

“A lo que aspiramos, es que las unidades que se tienen se rehabiliten a fondo, desde carrocería, arreglo de motor, suspensión, etc., inversión que ronda los 150 mil pesos, pero creo que vale la pena hacerlo para darle al usuario mejor servicio, más confort, y seguir apoyando al usuario conforme al servicio”, subrayó.

Esta situación es difícil al no haber ingresos, comentó, sin embargo, consideró se debe establecer un compromiso de parte de los transportistas con la autoridad y con los concesionarios de que se tienen que mejorar.

“Yo lo he platicado con el titular de Movilidad, unidad que no esté en condiciones de trabajar y dar un buen servicio, deben de ser retiradas, porque está establecido en la Ley de Movilidad y sin embargo, hay unidades en muy malas condiciones, hay operadores que no cumplen con las características que se tienen para que operen y sin embargo, hay falta de supervisión”, puntualizó.

Soy de la idea -enfatizó- que se debe dar un ordenamiento, normar e inducir para que el sistema de transporte público opere en condiciones óptimas.