Colima Conecta y otros anhelos Por: Blanca F. Góngora

En esta pandemia las malas noticias nos desbordan y de pronto las buenas no podemos ni verlas, ni agradecerlas, ni darles su merecido y positivo valor. Es tanto el sufrimiento por el que estamos pasando que de pronto pareciera que queda todo “detrás de cámara” pero creo que nunca es tarde para tratar de ver un poco más allá, por eso no quiero dejar pasar la alegría que me causó leer la noticia sobre el programa “Colima Conecta” que acaba de echar a andar el gobernador del estado de Colima, Lic. Ignacio Peralta Sánchez. Este programa dotará de internet gratuito a 46 sitios públicos y 27 escuelas de nivel básico de comunidades rurales del estado. Según palabras mismas del gobernador Ignacio Peralta “con estas acciones, reducimos la brecha digital; impulsamos el acceso a la información; y facilitamos la formación de estudiantes y más en las circunstancias a las que obliga la pandemia”. Sin duda es una buena noticia porque los habitantes de estas comunidades podrán por fin tener una ventana para mirar otros horizontes, es una acción importante que no debe quedar detrás de cámaras, como está quedando mucho del trabajo y preocupaciones que los docentes ahora hacen para aparecer frente a la pantalla de sus alumnos, nadie se imagina todo el “circo, maroma y teatro” que tuvo que suceder mientras sus alumnos estuvieron “desconectados”; por ejemplo, toda la planeación que se tuvo que ejecutar para salir ahí en la camarita, sonrientes y bien peinados.

Para los que no lo saben, planear una clase es complicado porque tienes que considerar muchos factores: los aprendizajes que quieres lograr en tus alumnos y para qué quieres que aprendan eso, debes considerar cómo vas a hacer para lograrlo, qué recursos utilizarás, cómo vas a manejar los tiempos que dispones para ello (el ahora, el durante, el después); el contexto en que tus alumnos tratarán de aprender tampoco debe descuidarse por lo que se debe tomar en consideración el factor emocional en el que ellos están viviendo, las limitaciones económicas que están padeciendo así como su realidad social en que se encuentran circunscritos; sin olvidar tampoco planificar las vías que utilizarás para saber si aprendieron , si no aprendieron, qué faltó para un mejor logro, cómo reforzar lo aprendido, entre otras peculiaridades más. Planear una clase es complicado, pero llevar a cabo la clase también lo es y lo está siendo todavía más en estas modalidades en que las clases se están llevando a cabo, mismas que están resultando difíciles para el docente, incomprensible para muchos papás y de pronto monótonas y aburridas para muchos alumnos.

Las docentes están ejecutando un “detrás de cámara” asombroso, las maestras, por ejemplo, salen a cuadro lindamente maquilladas con voces apacibles, con objetivos claros, tratando de irradiar optimismo, tratando de mantener la calma para no contagiar ni el miedo, ni el cansancio, ni la desolación, ni la incertidumbre, porque saben que esa es parte también de su función docente, sin mostrar las frustraciones que de pronto tienen que enfrentar como los malos servicios de internet que de pronto padecen por empresas como Telmex que no ha podido mostrarse a la altura de las circunstancias y no está brindando un servicio de calidad, pese a que lo exigen los maestros, lo exigen los padres de familia, lo exigen los alumnos universitarios, pero tristemente nos damos cuenta que ante gigantes como ese no pasamos de luchar con sansón a las patadas, es decir, ni cosquillas le hacemos y ni se mejora el servicio ni mucho menos se nos ofrece una disculpa y muchísimo menos se nos hace un reembolso no solo por el dinero sino también por el tiempo invertido y otros perjuicios que esto causa; pero lamentablemente todo esto también queda “detrás de cámara”. Bueno sería que el programa “Colima Conecta” se extendiera y lográramos que todo nuestro estado contara con servicios gratuitos de conectividad. Si bien es cierto, por algo se empieza, ya se empezó con las comunidades rurales, esperemos que los candidatos a la gubernatura entre sus prioridades retomen el objetivo de lograr un Colima 100% conectado.