Comerciantes de Las Pulgas pedirán que se les deje trabajar, con mayores medidas sanitarias

Luego que de que se diera a conocer que el Instituto de Fomento de Ferias y Exposiciones del estado de Colima (IFFECOL) tomó la determinación de no permitir la instalación del tianguis de las Pulgas en los terrenos de la Feria hasta nuevo aviso, ante del repunte de casos de Covid-19 en la entidad, comerciantes de este tianguis buscarán una reunión con el director, para poder llegar a acuerdos, en donde se les permita trabajar, aunque con mayores medidas sanitarias.

Así lo dio a conocer, el presidente de la Unión de Comerciantes de Segunda Mano, Anexos y Similares, José Martínez Paredes, quien precisó que “Los comerciantes estamos necesitados de trabajar, de tener un espacio donde trabajar los domingos, le pedimos al director del Iffecol que veamos varias alternativas que permitan seguir trabajando cuidando los protocolos”.

Indicó que estarán pidiendo una reunión con el titular de IFFECOL para plantearle diversas posibilidades para que se permita la instalación del tianguis, pudiéndose entre otras alternativas trabajar con menos comerciantes, o con mayor espacio dentro de los terrenos de la Feria, para guardar la distancia necesaria.

Mencionó que actualmente el tianguis ya operaba con menos comerciantes, de tener 1 mil 200, se establecían entre 300 y 600 cada domingo, por lo que esperan “que con nuevas medidas sanitarias y protocolos nos permitan seguir trabajando”, abundó.

Consideró que no es viable dividir a los comerciantes en diferentes espacios, tal y como lo hicieron en diciembre de 2020 y enero 2021, porque se distancia la clientela, “yo propondré como agrupación estar todos en un solo lugar dentro de instalaciones de la feria otros afuera, pero manteniendo la sana distancia pero en mejor escenario de salud porque ahorita las mismas autoridades han hecho exhorto tanto a empresas como a organizaciones de que contribuyamos a aminorar la cadena de contagios, la agrupación está conscientes de esta magnitud y no queremos ser imprudentes de trabajar en esa circunstancia delicada de salud”.

Señaló que esta situación tiene en alta incertidumbre a los comerciantes y existe el temor que de un momento a otro el ayuntamiento de Colima haga lo propio, tal y como ya sucedió en Villa de Álvarez de suspender los tianguis, “hay preocupación ya que hay mucha necesidad de trabajar de los comerciantes y estaremos atentos al llamado de autoridades para buscar acuerdos que os permitan seguir trabajando aquí en Colima”.