Fenómenos meteorológicos ayudaron a mantener las presas en buen nivel de agua: CONAGUA

Tania Román Guzmán, directora general de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en Colima, refirió que los dos fenómenos meteorológicos que se presentaron en los últimos días, tanto la Tormenta Tropical “Dolores” y el Huracán “Enrique” dejaron beneficios en cuanto al porcentaje de almacenamiento en las presas.

“Como ejemplo para la Presa Basilio Vadillo que está en Jalisco, antes que empezaran las lluvias teníamos un 45.73 por ciento de almacenamiento y cuando llega Dolores sube a un 47.01 por ciento”, indicó.

Precisó que para el caso de la Laguna de Ámela en Tecomán que es un vaso regulador estaba en 40 por ciento y sube a 72.34 por ciento, “ahí si se presentó un gran incremento, en el caso de la Presa de Trojes estábamos en 36.51 por ciento y ahí no fue tanto el nivel que subió fue a un 39.86 por ciento, pero genera un buen incremento”.

Destacando que una vez que se presentó el Huracán “Enrique”, la presa Basilio Vadillo sube a un 63 por ciento de nivel, en Laguna de Ámela lo dejo en 84.66 por ciento, “actualmente tenemos un 91.18 por ciento, entonces Laguna de Ámela está a muy buen nivel, Trojes está en un 48.07 por ciento, tenemos un buen incremento de volumen gracias a estos fenómenos que dejaron bastante buenos niveles de agua”.

Señaló que esperan los pronósticos para los siguientes meses a fin de establecer los niveles de agua que podrían tenerse en las presas, aunque resaltó que durante el mes de junio se dio un buen nivel de precipitaciones, “junio ha sido el más lluvioso en todas las estadísticas de toda la historia, ha llovido cerca de 45.45% de lo que llueve en todo el año con un 441.2 milímetros”.

Externó que julio se prevé esté un poco por debajo de la media, agosto, estará un poco por encima de la media y de los meses de septiembre y octubre todavía no se tienen estadísticas, por lo que habrá que esperar.

“Hay que esperar un poco para que se defina el promedio de los meses más fuertes que son agosto y septiembre, y en octubre no se sabe si aparecerá el fenómeno de la Niña, aún se está discutiendo por los meteorólogos y vamos a estar atentos para la información que nos puedan dar, para ver si tendremos lluvias invernales que esas son las que causan que tengamos que abrir las compuertas de las presas antes como paso en 2019”, subrayó.