Gobernador de Colima, aseguró que ante el crecimiento exponencial de los casos Covid-19 la entidad ya se encuentra en rojo en el semáforo epidemiológico

• Se propondrá que la vigencia del semáforo epidemiológico sea semanal, pues el riesgo y características cambian de un día para otro
Luego de que autoridades sanitarias federales dieran a conocer que los estados de Guerrero y Colima mantienen un grave problema, principalmente hospitalario ante la ‘tercera ola’ de la pandemia por Covid-19, el gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, en entrevista radiofónica con José Cárdenas Informa, precisó que definitivamente se establecerá el semáforo rojo (riesgo máximo) en la entidad.
“En este momento tenemos 2 mil 818 casos activos, es decir 2 mil 818 personas a quienes se le ha aplicado la prueba y resultaron positivos, esto puede ser mucho o poco, pero hay que recordar que Colima es un estado pequeño, pero dando una referencia, el año pasado en el peor momento del Covid, se estaba con alrededor de 700 casos activos y ahorita estamos arriba de los 2 mil 800”, precisó.
Esto es un crecimiento exponencial, la ocupación hospitalaria, precisó, está en el 84 por ciento, si es cierto que, en base a una orden federal, cuando el ciclo estaba a la baja se reconvirtieron muchas camas que estaban en Covid, para poder atender otras enfermedades, porque no podían estar ociosas, entonces tenemos menos camas y ahora es al revés tenemos que regresar y tener más camas para la atención de Covid.
Consideró que ante esta situación que actualmente se vive, se considera imperante cambiar la periodicidad del semáforo epidemiológico, “el crecimiento es exponencial, el riesgo cambia día a día, y por eso la propuesta es que el semáforo tenga una vigencia semanal, esto se va a analizar aquí en el Comité Estatal de Seguridad para la Salud, que se pueda hacer el corte los días sábados, se publique el domingo y que se aplique a partir de los lunes”.
Esto, dijo, porque se tiene que tener una capacidad de reacción mucho más rápida del comportamiento exponencial del virus, es entender su comportamiento y adecuarse a ello.
Reiteró que en cuanto a los indicadores en Colima ya está en color rojo (riesgo máximo) en el semáforo epidemiológico, pero dado la manera en que se maneja la semaforización se anuncie, “pero de que estamos en rojo, estamos en rojo y es una situación que desde luego debe atenderse”, reiteró.