IMSS recomienda continuar la lactancia materna bajo estrictas medidas de higiene

• Es recomendable evitar visitas innecesarias al recién nacido
• Si la madre está enferma puede mantener el proceso de lactancia materna con medidas extremas de higiene

La lactancia materna es fundamental para el desarrollo saludable del recién nacido, ya que su sistema de defensas está en proceso de conformación, pero ante la emergencia sanitaria por el COVID-19 es conveniente extremar precauciones para continuar con esta forma de alimentación fundamental para el menor.

Al respecto, la enfermera especialista en Medicina Familiar, Mayren Amezcua Villa, adscrita a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 17 en la Oficina de Representación Colima del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicó que la lactancia materna es un alimento esencial para el recién nacido, que no debe ser suspendido.

Es por ello que recomendó el apego de la madre a las medidas de higiene, como son el estricto lavado de manos, el uso de cubrebocas y evitar que otras personas tengan contacto directo con el bebé.

La lactancia materna es la forma de proporcionar un alimento ideal para el crecimiento y desarrollo sano de los bebés y trae consigo ventajas para el niño, la madre y la sociedad, recalcó.

Destacó que en caso de que la madre sea diagnosticada con algún tipo de enfermedad, como hipertensión o COVID-19, no debe suspender la alimentación materna, por lo que es recomendada la extracción manual de la leche para mantener la producción y otorgársela al bebé a través de la persona encargada de su cuidado.

Así mismo, recordó la importancia que tiene la toma de tamiz neonatal, para la detección temprana y atención integral de enfermedades metabólicas congénitas, así como la aplicación de vacunas para prevenir enfermedades.

En la UMF No. 17, agregó, se tiene conformado un Comité de Lactancia Materna con el objetivo de educar y promover en la madre y el padre, así como familiares, los beneficios que otorga la lactancia desde los primeros minutos después del parto.

En las unidades médicas del IMSS se promueve esta práctica para el desarrollo saludable del recién nacido y para beneficio de la madre derechohabiente.