En Manzanillo Gobernador: La CFE debe reparar los daños por derrames de combustóleo

+Pescadores y acuacultores estiman pérdidas por alrededor de 3 millones de pesos 

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez se reunió con pescadores y acuacultores de Manzanillo afectados por dos derrames de combustóleo de la termoeléctrica “Manuel Álvarez”, en la Laguna de Cuyutlán, los cuales se registraron los días 12 y 29 de agosto de este año.

Luego de una evaluación con los pescadores, el mandatario estatal dijo que se tienen registrados daños en una gran extensión de manglares, así como en 121 artes de pesca de 44 acuacultores y en 45 jaulas.

“Es un sector social que está resultando afectado, de lo que hacen para vivir, de lo que hacen ellos para lograr el sustento todos los días”, expuso el gobernador, quien se pronunció por buscar soluciones a esta problemática.

El titular del Ejecutivo señaló que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debe explicar cuáles son las causas que propiciaron los derrames de combustóleo en la Laguna de Cuyutlán y debe garantizar que no vuelva a suceder este tipo de incidentes que afecta al medio ambiente y a los pescadores de la región, además deben comprometerse a reparar el daño tanto en el aspecto ambiental como social.

Por ello, se pronunció por realizar las gestiones necesarias para que la CFE lleve a cabo las compensaciones para revertir estas afectaciones. 

En su intervención, la presidenta de la Federación de Sociedades Cooperativas y Permisionarios de la Laguna de Cuyutlán, María del Carmen Velasco Chávez expuso que durante 15 días no han podido laborar por el daño a las artes de pesca. 

“El ciclo de cosecha o de siembra se perdió junto con todo el alimento que se otorga. Estamos hablando de alrededor de unos 3 millones de pesos”, señaló la representante de los pescadores. 

Posterior a esta reunión, el gobernador, acompañado por integrantes de su gabinete y por pescadores, recorrió en lancha el vaso I de la Laguna de Cuyutlán y los manglares para verificar las afectaciones derivadas de los derrames de combustóleo recientes.

A esta reunión asistió el secretario general de Gobierno, Rubén Pérez Anguiano; el secretario de Desarrollo Social,  Enrique Rojas Orozco; el secretario de Fomento Económico, Walter Alejandro Oldenbourg Ochoa; el director  general del Instituto para el Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Estado de Colima (IMADES), Erik Guzmán Álvarez y la directora de Pesca y Acuacultura de la Secretaría de Desarrollo Rural, Claudia García Olea, así como representantes de cooperativas de pescadores.