Ninguna muerte materna está asociada a Covid-19

La Secretaría de Salud implementa la “Estrategia para fortalecer la donación sanguínea en beneficio de las pacientes maternas”

En el estado de Colima han sido estudiadas 88 mujeres embarazadas por Covid-19, de las cuales 43 son reportadas como positivas y actualmente, 13 se encuentran activas en los municipios de Manzanillo, Colima y Villa de Álvarez, sin que hasta el momento se hayan reportado muertes maternas asociadas a esta enfermedad, informa la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado.

Al respecto, personal de la coordinación de Salud Materna y Perinatal de la dependencia estatal, informa que a la semana epidemiológica 33 (hasta el 15 de agosto), las muertes maternas por Covid-19 en México representan el 20 % de las muertes maternas reportadas, siendo esta la primera causa de estas defunciones en el país en lo que va del 2020.

Los datos disponibles hasta el momento sugieren que las mujeres embarazadas están en mayor riesgo de desarrollar una forma grave de Covid-19 y, en algunos casos, podrían evolucionar a la muerte.

Por eso, del total de casos confirmados en embarazadas y puérperas que se han registrado a nivel nacional, el 26.5% han requerido hospitalización, siendo los principales signos y síntomas reportados en esta población la dolor de cabeza (cefalea), tos, fiebre y dolores musculares (mialgias).

La Secretaría de Salud implementa la “Estrategia para fortalecer la donación sanguínea en beneficio de las pacientes maternas”, la cual tiene como objetivo prevenir la morbilidad y mortalidad materna asociada a hemorragia obstétrica, a través de la donación de sangre y sus componentes.

Lo anterior, porque la hemorragia obstétrica se sitúa dentro de las tres principales causas de mortalidad materna.

Con la estrategia se busca que a partir del séptimo mes de embarazo, toda mujer embarazada cuente con 2 donadores de sangre que cumplan con los requisitos, los cuales pueden acudir al Centro Estatal de Transfusión Sanguínea o a los puestos de sangrados ubicados en los hospitales generales de Tecomán y Manzanillo.