Obesidad, causa de múltiples enfermedades graves: Salud

Es alto el abandono al tratamiento porque no se considera como enfermedad, dice la Secretaría de Salud en el Día Mundial de la Obesidad

La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado informa que en la mayoría de los casos de las personas con sobrepeso u obesidad se tiene como consecuencia la aparición de enfermedades crónicas degenerativas como la diabetes, padecimientos al corazón y el cáncer.

En el Día Mundial de la Obesidad, la coordinación del Departamento de Enfermedades Crónicas y Envejecimiento Activo informa que la única manera de prevenir la obesidad es llevar una alimentación correcta, evitar el consumo de comida rápida y realizar actividad física regularmente, evitando la acumulación de grasa resultado del sedentarismo.

Asimismo, el abandono al tratamiento de la obesidad es uno de los más altos en México, debido a que la mayoría de las personas no considera al sobrepeso y la obesidad como una enfermedad.

Por ello, se invita a asistir al nutriólogo para que haga una valoración completa del peso corporal y hábitos alimentarios, personal que se encuentra en las unidades de salud, para proporcionar este apoyo y asesoría sobre cómo alimentarse sanamente.

Para prevenir el sobrepeso y la obesidad se requiere elegir alimentos variados, evitar el consumo de grasas y de alimentos con alto contenido de azúcar, disminuir el consumo de bebidas alcohólicas, ingerir suficiente agua simple y realizar actividad física.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018, la prevalencia de sobrepeso y obesidad a nivel nacional en la población mexicana de 5 a 11 años de edad es de 35.6%; mientras que en adultos de 20 años y más es de 75.2%, porcentaje que en 2012 fue de 71.3%.

Según la Organización Mundial de la Salud, el sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de muertes en el mundo y cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia de este mismo. En 2016, más de mil 900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales más de 650 millones eran obesos.

La OMS indica que la prevalencia en niños y adolescentes (de 5 a 19 años) ha aumentado de forma espectacular del 4% en 1975 a más del 18% en 2016, año en el que había más de 340 millones de niños y adolescentes con sobrepeso u obesidad.