Personal de Enfermería, importante en el manejo de la diabetes: Salud

La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado informa que debido al aumento del número de personas con diabetes, el papel del personal de Enfermería y otros profesionales de la salud se está volviendo más importante en el manejo del impacto de esta condición.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, que este año tiene el tema “Diabetes: El personal de enfermaría marca la diferencia”, la coordinación del Departamento de Enfermedades Crónicas y Envejecimiento Activo informa, que este personal es el primero con el que una persona interactúa, por lo que la calidad de la primera evaluación, atención y tratamiento es vital.

Por ello, se reconoce que las enfermeras y enfermeros juegan un importante papel en el diagnóstico temprano de la enfermedad para asegurar un tratamiento rápido; en la formación para el autocontrol y apoyo psicológico para ayudar a las personas con este padecimiento a prevenir complicaciones, y en el combate de los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 para la prevención de esta condición.

En síntesis, el personal de enfermería puede marcar la diferencia para las personas afectadas por la diabetes, ayudar a las personas a controlar su enfermedad y prevenir complicaciones debido a la diabetes.

La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco previenen la diabetes de tipo 2 o retrasan su aparición, además de que los estudios periódicos pueden detectar el padecimiento o tratar sus complicaciones.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018, la prevalencia de la diabetes en México es de 10.3%, mientras que en Colima es de 10.8% en la población de 20 años y más con diagnóstico médico previo, lo que coloca al estado en el sitio 13 nacional junto con San Luis Potosí.

Asimismo, datos de la Organización Mundial de la Salud indican que el número de personas con diabetes en el mundo aumentó de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014, año en el que la prevalencia mundial de la enfermedad reportada en adultos (mayores de 18 años) aumentó del 4,7% en 1980 al 8,5% en 2014.

De la misma manera, entre 2000 y 2016 se registró un incremento del 5% en la mortalidad prematura por diabetes y se estima que en 2016 fue la causa directa de 1,6 millones de muertes, en tanto que otros 2,2 millones de defunciones eran atribuibles a la hiperglucemia en 2012.