Prácticas suicidas pueden detectarse a tiempo: SSA

*En Colima se ofrecen servicios especializados en las tres jurisdicciones sanitarias localizadas en la capital, Tecomán y Manzanillo, respectivamente

La Secretaría de Salud del gobierno del estado cuenta con servicios de especialistas en sus tres jurisdicciones sanitarias localizadas en Colima, Tecomán y Manzanillo, que pueden ayudar a detectar a tiempo a una persona con tendencias suicidas.

En el marco del Día Mundial de la Prevención del Suicidio, la dependencia estatal dio a conocer que contrario a lo que se cree, en el sentido de que quien se suicida no avisa, se ha demostrado que hay intentos previos y señales de aviso que la familia o las amistades pueden detectar para prevenir un suicidio.

Según especialistas, previo a un intento suicida o suicidio pueden aparecer señales como desánimo, aislamiento de amigos y familiares, bajo rendimiento escolar o laboral, abandono de actividades y cartas o mensajes de despedida, así como conductas lesivas encaminadas hacia el suicidio como cortes o lesiones en brazo, piernas.

Por ello, es importante prestar atención también a cambios en el carácter de las personas, que van desde enojo o agresividad, alta impulsividad, irritabilidad y comportamiento antisocial, además de referencias reiteradas a la muerte y a las amenazas de suicidio, ya que este tipo de conductas pueden ser señales suicidas.

Cuando se sospecha o se tiene un intento suicida, en primera instancia hay que acudir a los centros de salud, donde el médico valorará si el paciente requiere la atención de un psiquiatra o un psicólogo.

Para dicha atención, se lleva a cabo una capacitación intensiva de médicos en las tres jurisdicciones sanitarias para la detección oportuna de los trastornos mentales, entre ellos el suicidio o el diagnóstico de un paciente con riesgo o intento suicida, para que sean canalizados adecuadamente.

Asimismo, se pueden realizar intervenciones oportunas para evitar el suicidio como la restricción a armas de fuego, algunos productos químicos como plaguicidas, la capacitación al personal de salud y de instituciones educativas o en asistencia social.

Al igual que en el país, la Secretaría de Salud informa que en Colima se ha incrementado tanto el suicidio como el intento suicida en los últimos años, de ahí la importancia de impulsar más la prevención y la detección temprana de casos de riesgos de suicidios, sobre entre adolescentes y jóvenes.

Datos de la Secretaría de Salud establecen que entre los 15 y 29 años, es el rango de edad en los que se registra la tasa más alta de suicidios y según la Organización Mundial de la Salud, más de 800 mil personas se suicidan cada año y por cada suicidio, hay muchas más tentativas cada año, siendo la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años.

El 27 de octubre próximo se realizará un evento encaminado a diferentes padecimientos mentales, entre ellos el suicidio y algunas conductas suicidas en niños y adolescentes.