Preocupa el incremento de embarazos en menores: 50+1

En el 2019 hubo 500 embarazos en menores, una de ellas de tan solo 12 años

Al lamentar que se incrementan en Colima los embarazos en menores, la presidenta de la Asociación 50+1, Leticia Zepeda Mesina, aseguró que es una situación preocupante, principalmente porque no existe ninguna demanda, ni nadie tras las rejas, ni con carpetas de investigación abiertas.

Tan solo, dijo, durante el año 2019, se presentaron 500 casos de menores embarazadas, que es una cifra, reiteró, preocupante “porque derivan 500 madres solteras probablemente, o mujeres muy jóvenes que no siguieron el camino que se trazaron porque hubo un embarazo muy prematuro”.

Resaltó que se detectó que una niña de solo 12 años fue la mamá más joven. “Quisiéramos que las menores pudieran capacitarse, seguir su niñez, porque hablamos de mujeres muy jóvenes hasta 17 años y esto implica que hubo menores muy jóvenes, niñas en realidad”.

Reconoció que debido a que este delito no se persigue de oficio, por lo que la Fiscalía no tiene conocimiento de esto que está pasando en Colima.

Es por eso, señaló que “tratamos de concientizar a los alcaldes a fin que los oficiales de Registro Civil dieran vista de que cuando se presenten esta situación de menores registrando a menores, den vista a Fiscalía para investigar”.

Agregó que se insistirá a que haya consecuencias penales cuando se cometa estupro y violaciones. Esperando y con la confianza que nuevas autoridades electas, que están en proceso de rectificación, “escucharán este clamor de menores embarazadas, de consecuencias que no se sufren, de falta de información, coordinación y que, finalmente, derivan en otros delitos y faltas como de atención, de hogares completos, de responsabilidades e irresponsabilidades que no se castigan”.

Leticia Zepeda mencionó que las menores de edad no solo sufren embarazos no deseados, violaciones o estupro, sino otras consecuencias como feminicidios, acoso sexual y ciberacoso.

Expresó que los embarazos en menores se presentan en todos los estratos sociales, “evidentemente las niñas con menos recursos se las ven más difícil, es difícil para todas las familias cuando tratan de acoger a menores, pero sin recursos es muy complicado”.

Ante esta situación 50+1 tiene el reto de llevar una intercomunicación entre todas las autoridades, que se puedan sentar a la mesa e interrelacionar, muchos programas que en realidad son positivos pero que no se han sabido llegar.

“Porque nos dice la prensa todos los días es que no se ha tenido éxito en programas como Sippina, culturales y deportivos que debe haber en calles, barrios y colonias, de rescate de adicciones (…) todos esos programas donde confluyen y deberían incidir a fin que juventud tuvieran un mejor futuro, pero pues no han tenido éxito”, resaltó.