Recomienda Salud adherencia al tratamiento y evitar el alcohol

Las personas que viven con diabetes mellitus deben de tener cuidados puntuales para mantener en control de su padecimiento y así evitar complicaciones en su salud, recomendó la Secretaría de Salud y Bienestar de Gobierno del Estado.

Detalla la dependencia estatal que es prioritario que los pacientes con diabetes eviten la automedicación y el consumo de bebidas alcohólicas, ya que se pueden alterar los niveles de glucosa y afectar al hígado.

Es necesario que revisar las fechas de caducidad del medicamento que ingieren y asegurarse que sea el mismo que fue recetado, así como no suspender el tratamiento una vez que ya se inició, además de seguir puntualmente las instrucciones médicas.

La diabetes tipo 2 o diabetes no insulinodependiente, es la forma más común del padecimiento, la mayoría de las personas empieza el tratamiento tomando metformina, aun cuando el médico puede indicar dos o más medicamentos.

La diabetes tipo 1, antes llamada diabetes juvenil o diabetes insulinodependiente, suele detectarse por primera vez en niños, adolescentes y adultos jóvenes, quienes deben aplicarse insulina porque su cuerpo ha dejado de producirla. Incluso, podría ser necesario que tomen otros medicamentos que apoyan esta hormona natural.

Es así como algunas personas que viven con diabetes necesitan inyectarse insulina dos, tres o cuatro veces al día para lograr sus niveles deseados de azúcar en la sangre; mientras que otras pueden ponerse una sola inyección, de acuerdo a la indicación médica.

El objetivo del tratamiento para controlar la diabetes, es disminuir las concentraciones sanguíneas de glucosa a los límites normales para aliviar los signos y síntomas y prevenir o posponer la aparición de complicaciones.

Al respecto, la Secretaría de Salud refiere que según la Norma Oficial Mexicana, NOM-015-SSA2-1994, “Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus”, los medicamentos que pueden utilizarse para el control de la enfermedad son antidiabéticos orales, insulinas o las combinaciones de estos mismos, así como los inhibidores de la alfa-glucosidasa y tiazolidinedionas, y otros que en su momento apruebe.