Se mantiene Colima sin paludismo desde hace 18 años: Salud

+La vigilancia epidemiológica y entomológica del padecimiento y del vector es permanente, señala la Secretaría de Salud

Desde hace 18 años no se han presentado casos de paludismo en el estado de Colima, gracias a la permanente vigilancia epidemiológica y entomológica de este padecimiento y del mosco transmisor, el Anopheles, mismo que también tiene presencia en la entidad, informa la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado.

En el marco del Día del Paludismo en las Américas, la Coordinación Estatal de Vectores de la Subdirección de Epidemiología detalla que al igual que se hace en las viviendas para prevenir el dengue, zika y chikungunya, se requiere realizar saneamiento básico en ríos y lagunas para evitar la reproducción del vector del paludismo.

El paludismo o malaria es causado por un parásito denominado Plasmodium que se transmite a través de la picadura de mosquitos hembras infectados del género Anopheles, el cual se multiplica en el hígado y después infecta los glóbulos rojos, causando accesos febriles (actuales o recientes), escalofríos, sudoración, vómitos y dolor de cabeza.

Dicho vector está presente en el estado y se crían en agua dulce de poca profundidad, es decir, en ríos, lagunas, charcos, estanques pantanosos y bordes de los cursos de agua en movimiento, de ahí que se tiene que hacer limpieza en las márgenes de estos lugares y el corte de vegetación peri-domiciliaria, para evitar que se generen lamas o algas filamentosas, sitios de reposo de estos insectos.

El último caso de esta enfermedad en la entidad se registró en 2001, en una comunidad de Coquimatlán, por el cual se realizó un cerco epidemiológico en torno al domicilio del paciente para evitar su propagación.

Según lo reporta la Secretaría de Salud federal, la transmisión del paludismo se ubica en diez entidades federativas: Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora.