SUTUC no permitirá la reducción de prestaciones a trabajadores universitarios

Tampoco se permitirá despidos masivos para reducir planta laboral

• Agradece gestiones del rector y gobernadora para que tengan garantizados los sueldos y aguinaldo de los trabajadores

Ante la pretensión del gobierno federal para que las universidades públicas del país reduzcan sus gastos internos, entre ellos ajustes a los contratos colectivos de trabajo, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC), Luis Enrique Zamorano Manríquez enfatizó que no permitirán que se pierdan prestaciones ganadas a través de los años de lucha sindical.

Precisó que en el presupuesto de egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2022, hay una reducción significativa en los recursos ordinarios para las universidades de todo el país, incluso una variación a la baja respecto a la inflación real, eso significa que a las universidades públicas financieramente se le reduce el presupuesto ordinario y en lo referente a recursos extraordinarios, estos están desapareciendo.

“Ahora lo que pretenden desde el gobierno federal es que las universidades públicas, con esos recursos asignados, hagan ajustes en lo interno y hacer ajustes en lo interno, para ellos significa que los trabajadores universitarios en todo el país hagan ajustes a sus contratos colectivos de trabajo, de tal forma que renuncien a prestaciones”, explicó.
Ante ello, ponderó “ahora la lucha sindical, a través de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios, y en lo particular del SUTUC, es cuidar en todo momento que no haya reducción a nuestras prestaciones que ya están asentadas en el Contrato Colectivo de Trabajo, insisto la lucha en estos momentos es no perder lo que ya está”.

LAS PLAZAS POR JUBILACIONES Y DEFUNCIONES DE SINDICALIZADOS NO SE ESTÁN REPONIENDO
Al señalar que se ha reducido el número de agremiados al SUTUC, ya sea por jubilación o fallecimiento, Luis Zamorano apuntó que estas plazas no están siendo sustituidas, “todas esas plazas que quedaron vacantes, la Universidad de Colima, por la situación financiera que prevalecen ella, no se van a sustituir, esa es una medida que nosotros estamos tomando responsablemente para no desoxigenar las finanzas de la institución”.

Indicó que antes de la pandemia eran 4 mil 200 trabajadores y a la fecha suman 4 mil 98, 2 mil 974 son sindicalizados. “Han sido 120 compañeros que o se han jubilado, fallecido o han sido despedidos”.
El no sustituir las plazas, indicó el líder sindical, es una medida también que obedece a que desde la misma Federación siguen insistiendo en que todas las universidades públicas bajen la cantidad de personal que tienen, habido peticiones formales por parte de la Federación para que haya universidades públicas que bajen hasta un 25 por ciento del total de su planta laboral.

Para el caso de la Universidad de Colima, indicó, ha habido ocasiones, desde el 2019 a la fecha, que han estado solicitando que baje un 20 por ciento, “lo cual nosotros siempre nos hemos opuesto, y hasta el momento hemos logrado que esa medida no se aplique en la Universidad, pero siendo conscientes del tema, no estamos cubriendo las vacantes que se están generando, precisamente para quitar la tentación del gobierno federal hacia nuestra universidad de que haya un despido masivo de trabajadores”.
Zamorano Manríquez mencionó que frente a las políticas de contención financiera que tiene la federación hacia las universidades, “lo que nos toca es hacer los ajustes internos y una reingeniería en toda la planta laboral de tal forma que donde se pueda considerar que hay más compañeros de los necesarios, o incluso habiendo únicamente los necesarios, habrá que hacer un esfuerzo mayor para reacomodar compañeros a las áreas donde van quedando algunos espacios disponibles, para seguir cumpliendo las funciones de la institución para con la sociedad colimense”´.

El dirigente sindical descartó que en esta reingeniería se vaya a dar de baja a algunos trabajadores, “en lo que respecta a los trabajadores sindicalizados no hay ningún motivo, ninguna razón de preocupación para nosotros, porque tenemos nuestra base y nuestro trabajo seguro en la institución, siempre y cuando cumplamos con las funciones y las responsabilidades para las cuales fuimos contratados”.

Agregó que, en el caso de los trabajadores de confianza, “el Contrato Colectivo de Trabajo también los ampara, de tal forma que no es tan sencillo nada más decidir por el patronal decir, ahora se van 100, ahora se ven 50, no es el tema, aquí el asunto es que, precisamente, cuidando a toda la planta laboral se les pide que den lo mejor de sí a la Universidad, de tal forma que no demos motivos para un despido”, puntualizó.