Uniformes escolares, programa ícono del gobierno de Nacho Peralta

La entrega de 435 mil 737 uniformes escolares con una inversión superior a los 93 millones de pesos, representa un logro histórico que el gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez se propuso y alcanzó en materia de fortalecimiento a la educación y apoyo a la economía familiar.

A través de este programa que tuvo un lugar preponderante en la agenda de la actual administración, el mandatario pudo brindar mayor equidad educativa y la efectiva igualdad de oportunidades de acceso y permanencia en los servicios educativos, de manera preferente para los grupos y regiones con mayor rezago educativo o que enfrentaban condiciones económicas y sociales de desventaja.

Desde sus inicios, la entrega de uniformes escolares comenzó a incidir en la población estudiantil, otorgando mayores oportunidades a niña y niños de preescolar y primaria, incluyendo escuelas de educación especial, las que dependen del Conafe y al sector de niños migrantes, con lo que se contribuyó a garantizar el derecho social a la educación.

De esta manera, el programa de uniformes se convirtió en un icónico del Gobierno del Estado, que en el presente año beneficia a 91 mil 355 estudiantes, dando en conjunto cumplimiento al compromiso de campaña que realizó Peralta Sánchez como candidato a la gubernatura.

Durante el arranque del programa en el año 2016, se entregaron uniformes solo a estudiantes de preescolar, en 2017 se añadió a primarias y en 2018 y 2019 se entregó a estudiantes de preescolar, primaria y secundaria, es decir, cada año de manera gradual se fueron entregando en primarias y secundarias, alcanzando los tres niveles de educación básica

Luego de año y medio sin clases presenciales en las escuelas por la pandemia de Covid-19, el Gobierno del Estado entregó para el presente ciclo escolar, uniformes a estudiantes de preescolar y primaria de todo el Estado, con una inversión superior a los 21 millones de pesos.

Cabe mencionar que esta entrega se realiza en 780 escuelas de nivel preescolar y primaria de los 10 municipios, contribuyendo con ello a la reactivación económica en

nuestra entidad, toda vez que la inversión realizada en la confección de uniformes, se destinó a empresas colimenses que generan empleo.

Es otro beneficio que se logra con este programa y tiene que ver con la derrama económica que se genera para beneficio de alrededor de mil 100 familias que dependen de la industria del vestir en Colima, logrando con ello abatir de manera importante la afectación económica que trajo la pandemia de Covid-19 al sector empresarial.

Representantes de compañías textiles en la región, reconocieron en su momento el beneficio que significó para la industria este programa impulsado por el mandatario estatal, quien dio apertura para que empresas colimenses participaran en las licitaciones del programa.

Reconocieron en el Ejecutivo y en los funcionarios de su gobierno, la claridad y transparencia con las que se otorgaron las licitaciones, dentro de un proceso en el que fue determinante la calidad y la precisión que requería el Gobierno del Estado en la confección de las prendas.

Cabe destacar que en estas tareas la participación de más de 50 talleres colimenses dedicados a la confección y el bordado, en los municipios de Colima, Coquimatlán, Manzanillo, Cuauhtémoc, Villa de Álvarez, Minatitlán y Tecomán, contribuyendo a generar ingresos dignos para muchas familias, incluyendo personas adultas mayores, con discapacidad o internas en centros de readaptación social.

La evolución que tuvo la industria a partir del arranque del programa es significativa, ya que en el año 2018 participaron seis empresas tractoras, que fueron multiplicado la producción y elaboración de uniformes escolares en 56 microtalleres, distribuidos en varios municipios y comunidades de la entidad, lo que lo convirtió en un programa exitoso y noble.