Emite la SEMAR alerta de tsunami para Manzanillo

Protección Civil desaloja a personas de las playas de Manzanillo.

Pese a que no se percibió en Colima el sismo de 7.5 grados con epicentro en el Estado de Oaxaca, el Centro de Alerta de Tsunamis de la Secretaría de Marina Armada de México emitió “una alerta sobre la elevación del nivel del mar en la costa colimense”, según reveló el director de Protección Civil de Manzanillo, Juan Francisco Quiles Robles.

En tanto el gobernador del Estado José Ignacio Peralta Sánchez, a través de su cuenta de Twtter, emitió un mensaje llamando a la calma y tranquilidad de los colimenses.

En su mensaje, el mandatario colimense señala: “El #sismo que se registró en Oaxaca y se percibió en varias entidades del país, en Colima no registra daños, fue prácticamente imperceptible”.

Agrega, sin embargo, “que los temblores no son predecibles” y demandó “estar preparados con nuestro Plan Familiar de Protección Civil”.

Este sismo fue de 7.5 con epicentro en Oaxaca, ha dejado derrumbes en carreteras y se tiene el reporte preliminar de dos personas fallecidas y varios heridos.

Hasta el momento (las 13.horas con 48 minutos, se habían registrado más de 300 réplicas, el nivel del mar en las costas del Pacífico se incrementará en un metro, lo cual ya se está informando a los pobladores de la zona. Los especialistas “no consideran que haya riesgos, de todas maneras se está transmitiendo esta información”.

En Manzanillo, el director de Protección Civil Juan Francisco Quiles Robles dio a conocer que se recibieron alertas “sobre la elevación del nivel del mar de 1.13 metros, por lo que realizarán operativos para verificar que no haya personas cerca de las playas”.

La alerta fue recibida por parte del Centro de Alerta de Tsunamis de la Secretaría de Marina Armada de México.

La alerta se Tsunami fue para las costas de Acapulco, Salina Cruz, Puerto Madero, Lázaro Cárdenas y Manzanillo en México.

“Protección civil y seguridad pública en este momento van a retira a todas las personas de la playa, no es para alarmar, pero sí tenemos que retirar a la gente de la playa”, indicó Quiles Robles.

La Semar informó, a través de su Centro de Alerta de Tsunamis sobre variaciones anómalas en el nivel del mar de hasta 113 centímetros sobre el nivel de la marea, ante el sismo registrado la mañana de este martes.

Fuentes de la Semar señalaron que un tsunami no es necesariamente una ola violenta que causa destrucción a su paso, sino que puede manifestarse sólo como “un incremento anómalo del nivel medio del mar en un área.”

Sin embargo, añadieron que esta variación puede ocasionar alteraciones, por lo cual advierte a las embarcaciones y personas para que tomen precauciones en las zonas costeras del Pacífico sur mexicano.

La Coordinación Nacional de Protección Civil desplegó sus mecanismos de alerta en las poblaciones de las costas de Guerrero y Oaxaca, para alertarles sobre esta posibilidad.

Asimismo, Estados Unidos emitió el martes una alerta de tsunami para las costas del Pacífico de México, de América Central y hasta de Ecuador, Perú y Hawai, tras un potente terremoto con epicentro en el estado mexicano de Oaxaca.

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico de Estados Unidos (PTWC por su sigla en inglés) dijo que “olas peligrosas” de hasta tres metros podrían golpear en cualquier lugar a menos de mil kilómetros del epicentro del terremoto a partir de las 16 horas GMT (10 de la mañana, hora central mexicana).

Advirtió que las olas más altas, de uno a tres metros, son esperadas a lo largo de la costa sur de México, cerca del lugar donde impactó más fuerte el sismo.

Olas de hasta un metro podrían golpear la costa de Ecuador, y se podrían ver olas más pequeñas de menos de medio metro en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, así como en Hawai y Perú, indicó el reporte.

El centro advirtió que los tsunamis incluyen múltiples olas que pueden llegar en intervalos de hasta una hora.

“La ola inicial puede no ser la más grande”, dijo, y agregó que “el peligro puede persistir por muchas horas o más después de la ola inicial”, apuntó.