¡A 100 años de la matanza de Timbillos: ni perdón ni olvido! Declaración de la CSR-Colima

En 1920, los hacendados Juan Arias, su hijo del mismo nombre y Carlos Fernández, caciques de Minatitlán, atravesaron el río Marabasco hasta los llanos de Timbillos para asesinar a 13 comuneros indígenas que se oponían a entregar sus tierras en beneficio de la hacienda. Sus cuerpos fueron colgados de los árboles cercanos como advertencia a quienes quisieran rebelarse contra los poderes económicos y políticos.

Las comunidades originarias de Ayotitlán consideran esta matanza como el inicio de la invasión moderna hacia su territorio ancestral, tras lo cual, latifundistas, empresas madereras, talamontes furtivos, el crimen organizado y la minería legal e ilegal se lanzaron en las décadas siguientes en búsqueda de materias primas para llenarse los bolsillos, con tajada para los funcionarios de los gobiernos de Colima y Jalisco.

El saldo de la voracidad capitalista en la Sierra de Manantlán han sido de al menos 35 personas asesinadas, 3 poblaciones arrasadas y 3 personas desaparecidas, siendo el último de ellos Celedonio Monroy que en 2012 fue secuestrado por un comando armado por oponerse a la extracción de maderas preciosas y mineral. Sin contar además los miles de árboles talados, los manantiales secados, los ríos envenenados y las tierras convertidas en estériles, cuya responsabilidad cae principalmente en el consorcio minero Benito Juárez-Peña Colorada.

El día de ayer, domingo 9 de agosto, las comunidades en lucha de Ayotitlán y la cuenca del Río Marabasco se reunieron en Timbillos para conmemorar la matanza de sus 13 compañeros en su primer centenario. Pese a que la historia oficial quisiera que este hecho fuera borrado para siempre, ellas y ellos se resisten a olvidar. Con un acto político-cultural según sus usos y costumbres y la colocación de la primera piedra de una capilla-memorial en honor a “los mártires de Timbillos”, los pueblos originarios de esta región resisten a las grandes empresas extractivistas que bajo los gobiernos neoliberales de las últimas décadas y el cobijo de funcionarios bien identificados del gobierno de la 4T se han servido con la cuchara grande dejando solamente destrucción social y ambiental en estas montañas.

Agradecemos la invitación que miembros del Consejo Autónomo de Autoridades Nahuas “Tenamaxtla” de Ayotitlán (CAANTA) nos hicieron como Coordinadora Socialista Revolucionaria para participar en su evento conmemorativo y refrendamos nuestra total disposición para dar la pelea a favor de su lucha desde la ciudad de Colima. Brindamos también nuestro apoyo al Frente Regional pro-Manantlán y Cuenca del Marabasco (FREMMAR) que ha sabido defender su territorio desde la acción y organización comunitaria. Cuentan con nosotras y nosotros.