Cuauhtémoc Blanco, distituido por El Congreso de Morelos

El Congreso del Estado decidió llevar al final el procedimiento de revocación de mandato que inició la semana pasada contra el presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo. Sin embargo, la protección de la justicia federal que solicitó el exfutbolista le permitirá continuar en el cargo.

Este viernes, los diputados adelantaron de nueva cuenta los pasos. La noche del jueves se conoció que el alcalde pidió que le dieran el derecho a defenderse en una audiencia. Entonces, los legisladores emplazaron a Blanco Bravo para que se presentara el sábado 10 a las nueve de la mañana en el recinto legislativo.

Sin embargo, algo ocurrió. En la sesión de este viernes, los diputados decidieron llevar a término el procedimiento.

Primero, el exaliado político del exseleccionado mexicano, Julio César Yáñez Moreno, pidió a los diputados cambiar el orden del día e incluir el dictamen de la Comisión de Gobernación y Gran Jurado, respecto de la revocación.

Y es que, según el secretario del Ayuntamiento de Cuernavaca, Guillermo Arroyo, los legisladores iniciaron “de manera oficiosa, villista”, un nuevo procedimiento contra Cuauhtémoc Blanco Bravo para “suspenderlo definitivamente del cargo”. No obstante, no pudo precisar qué significa esto.

Luego, un empleado del Congreso local intentó notificar al alcalde en las instalaciones del Ayuntamiento capitalino, en las antiguas oficinas del Hotel Papagayo, sobre una nueva cita con los legisladores para escuchar sus alegatos de defensa. Sin embargo, el Ayuntamiento no se dio por notificado.

Entonces, los diputados aprobaron la modificación a la orden del día. Incluyeron el punto de la votación del dictamen. El mismo fue leído en el pleno y enseguida se abrió una ronda de posicionamientos. Sólo el diputado del Partido Humanista, Jesús Escamilla, subió a hablar contra el dictamen.

Desde la tribuna, reprochó a sus pares haber llevado a cabo el procedimiento de manera atropellada y sin socializar las razones y pese a que no se respetaron los pasos del procedimiento.

“¿Por qué no hicieron lo mismo con ese ladrón del gobernador?”, cuestionó Escamilla. “¿Por qué se agarran al más tonto?”, dijo y provocó carcajadas entre los presentes.