Seidur: predial debe ligar características de vivienda con zonas donde se asienta

*Así haría justo y equitativo ese impuesto, considera Seidur

Para hacer justo y equitativo el impuesto predial, la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Seidur), consideró necesario ligar las características de las viviendas con las zonas donde están asentadas.

En reunión de trabajo celebrada en la Sala de Juntas del Congreso del Estado, a la que diputados convocaron a autoridades de la Seidur y a los directores de los Catastros Municipales, Santiago Ramos, coordinador técnico de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano, expuso que el predial es un impuesto particular, de acuerdo a las características y tipología de la vivienda, pero debe estar ligado a la zona de su asentamiento.

La reunión, celebrada a solicitud del diputado Luis Humberto Ladino Ochoa, tuvo como objeto analizar la problemática de zonificación de algunas colonias del Estado de Colima, pues consideró que su indebida clasificación ha derivado en altos costos catastrales y la imposibilidad de acceder a programas de apoyo social de los gobiernos federal, estatal o municipal.

Ante ello, Santiago Ramos explicó que imponer a un fraccionamiento un nombre con la palabra residencial o cualquiera relacionada con ella, suponía un tipo de asentamiento para gente con muchos recursos económicos, pero eso quedó obsoleto desde 1994, cuando se derogó la Ley de Fraccionamientos, que sí ha hacia esas distinciones.

“Ahora hay un esquema de zonificación, que está en el Reglamento de Zonificación el Estado, donde la tipología es densidad baja, densidad media o densidad alta, y esas densidades tiene que ver con el tipo de urbanización y con los valores catastrales”, explicó.

Jesús Sánchez Romo, secretario de Desarrollo e Infraestructura Urbana, señaló que en la regulación de las tarifas de agua potable, quien define la zonificación para establecer si las tarifas son residenciales o populares es el Congreso del Estado.

Indicó que en opinión de la Comisión Nacional del Agua, la autorización de las tarifas de agua deberían sacarse del Congreso del Estado, para dejar de ser un tema político y darle su tratamiento técnico, pues se está debilitando a los organismos operadores de agua potable, que están prácticamente tronados, imposibilitados algunos hasta para dar servicio.

Aseguró que las tarifas están muy desequilibradas, debido a que no hay una zonificación ni estudios serio de tarifas en todo el Estado de Colima.

Por ese motivo, el titular de Seidur pidió oportunidad para hacer un estudio de tarifas en todo el Estado, ya que la intención es que pague más el que más puede y pague menos el que menos posibilidades tenga, ya que de lo que se trata es que todo mundo pague.

María Teresa Alcaraz, del Catastro de Manzanillo, explicó que la Ley de Hacienda dice que la base del impuesto predial es el valor catastral; sin embargo, la tabla de valores son bastante obsoletas. Según esas tablas de valores, el valor catastral más alto en Manzanillo, en el Boulevard, es de 700 pesos, por ello se ha visto en la necesidad de imponer valores provisionales, por el crecimiento poblacional.

Viviana Pérez, directora de Catastro en Tecomán, explicó que la zonificación la impone Desarrollo Urbano, no Catastro, y desde el momento que un desarrollador le pone el nombre a su fraccionamiento, éste puede ser el de “Residencial Esmeralda”, pudiendo ser casas de alta densidad, es decir, de 6 por 15 metros.

Sugirió revisar los reglamentos de Desarrollo Urbano de los Municipios, para que de acuerdo a la zonificación, la cual indica si es de densidad, media alta o baja, se le pueda poner el nombre de residencial, fraccionamiento, colonia popular, etcétera, si es que eso les está impidiendo acceder a recursos a los pobladores de esas zonas habitacionales.

A la reunión con funcionaros de Seidur y con los de Catastro de los municipios, participaron diputados y diputadas de los grupos parlamentarios del PAN, PRI, Nuestro Compromiso por Colima, Movimiento Ciudadano, PVEM y Partido Nueva Alianza.