Exhorta IMSS a poner atención ante señales de alarma durante embarazo

Ante la emergencia sanitaria por COVID-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Colima exhorta a mujeres embarazadas a estar atentas a señales de alarma que pongan en riesgo el bienestar de ellas y su embarazo. 

Al respecto, Martha Vargas Puga, jefa de Enfermería adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) No. 10 en la Oficina de Representación Colima, explicó que se le denominan datos o señales de alarma obstétrica a los síntomas que determinan una complicación que pone en riesgo el bienestar del bebé y son exclusivas del embarazo.

Explicó que durante los primeros cinco meses de embarazo se pueden presentar diferentes síntomas causados por enfermedades, como: sangrado transvaginal, en cualquier cantidad; dolor tipo cólico en el bajo vientre, similar a los cólicos menstruales, sobre todo cuando se presenta uno cada 10 minutos o con mayor frecuencia; y salida de líquido claro, puede ser transparente, con olor peculiar parecido al cloro. 

En tanto, en la segunda mitad del embarazo se puede presentar disminución de los movimientos del bebé, por lo que es muy importante  realizar una revisión cuando el patrón de movimientos del bebé disminuye; los bebés tienen periodos de sueño, que hay que tomar en cuenta.

También puede haber salida de líquido transvaginal, transparente, con olor peculiar (parecido al cloro), en cantidad variable; en la mayoría de los casos el volumen es similar a la capacidad de dos vasos. Esto puede ser la rotura de las membranas (también llamado fuente rota).

Otras señales de alarma son sangrado transvaginal igual o mayor a una menstruación, contracciones que se reconocen porque se endurece el abdomen (todo el abdomen) y cambia de forma, además de que suelen ser dolorosas, aunque depende de la sensibilidad al dolor de cada persona.

Cualquier sensación de malestar y la presencia de náuseas, vómito y dolor en la región superior derecha del abdomen en los últimos meses del embarazo, requieren de valoración médica inmediata. 

Vargas Puga señaló que ante la emergencia sanitaria por COVID-19, es importante que las mujeres embarazadas sigan todas las precauciones establecidas para limitar la transmisión del virus:

  • Lavado de manos con agua y jabón; de no ser posible, emplear solución de alcohol gel al 70 por ciento. 
  • Uso de cubrebocas.
  • Al toser o estornudar cubrir la boca con el ángulo interno del antebrazo.
  • No acudir a lugares concurridos. 
  • Respetar el distanciamiento social en sitios públicos de 1.5 metros.
  • Alimentarse sanamente consumiendo frutas y verduras de temporada y beber suficiente agua potable simple.

Para finalizar, la jefa de Enfermería enfatizó que ante la presencia de cualquiera de las señales antes mencionadas, acudan al médico de forma inmediata, bajo las medidas preventivas.