Muere joven por derrame cerebral tras pasar horas jugando videojuegos

El adolescente de Tailandia fue hallado por su padre frente a la computadora en la que jugaba.

Un adolescente de Tailandia adicto a los videojuegos murió de un derrame cerebral luego de jugar durante varias noches sin descanso. El joven, de 17 años, fue hallado muerto frente a su computadora este lunes. De acuerdo con The New York Post, Jaranwit Piyawat, padre del joven, declaró que cuando entró a su cuarto lo llamó por su nombre; sin embargo, al no responder, se dio cuenta que su hijo estaba muerto. “Lo llamé por su nombre y le dije: ‘Despierta, despierta’, pero él no respondió.

Pude ver que estaba muerto”, declaró Piyawat, quien es oficial de la fuerza aérea. El padre de Piyawat Harikun aseguró que trató de advertir a su hijo sobre los riesgos de las largas horas de juego; sin embargo comentó que “ya era demasiado tarde”. Además, dijo que espera que la muerte de su hijo sea una llamada de atención para otros adictos al juego. “Traté de advertirle sobre sus implacables largas horas jugando y prometió reducirlo, pero ya era demasiado tarde. Ya había muerto antes de tener la oportunidad de cambiar”, dijo.

“Deben ser más estrictos con las horas de juego de sus hijos, de lo contrario podrían terminar como mi hijo”, subrayó.

Además, el padre del joven aseguró que trató de revivir a su hijo; sin embargo no tuvo éxito. Por su parte, los médicos que examinaron el cuerpo de Harikun dijeron que murió de un derrame cerebral que creen fue provocado por las largas horas frente a la computadora. “Mi hijo era inteligente y siempre fue excelente en la escuela, pero tenía un gran problema con la adicción a los juegos. ¿Hay tratamiento?

Hace poco, la Organización Mundial de la Salud (OMS), colocó oficialmente la adicción a los videojuegos en la lista de trastornos mentales, por eso, en Reino Unido, decidieron combatir la enfermedad. El Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido, creó la primera clínica para combatir este problema. Estará dirigida a los jóvenes de entre 13 y 25 años y, además de dar consultas presenciales, ofrecen sesiones vía Skype.