Forman proyecto denominado “Buena Organización Alimentaria” para la reconstrucción del tejido social en Tecomán

El Arquitecto tecomense, César Villa Hinojosa, anunció que Un grupo de ciudadanos que encabeza, crearon un plan, denominado como “Buena Organización Alimentaria”, donde se enseña a pequeños grupos de vecinos a cocinar con insumos básicos, platillos económicos, pero con los suficientes nutrientes, además de enseñarlos a abastecerse por comunidad y así obtener precios más bajos de su despensa.

En entrevista, Villa Hinojosa explicó que “el proyecto nació con la idea de aportar en medida de las posibilidades en la reconstrucción del tejido social y que no solo se abordarán temas alimentarios, sino de seguridad, violencia intrafamiliar y adicciones”.

Añadió que “hicimos un análisis en el que participa también la regidora Isis Sánchez Llerenas, así como otras personas, se sumaron y empezamos a organizarnos y a organizar personas para iniciar con este programa”, detalló.

Explicó que “en esta primera etapa se trabaja con al menos 100 personas de puntos estratégicos del municipio, a quienes enseñan una buena estrategia de alimentación y se les llevan kits de insumos a bajo costo, los cuales consisten en 2 kilos de carne, 2 de huevo, fruta como papayo y 2 kilos de plátano, todo con un valor comercial aproximado de 160 pesos y nosotros lo estamos llevando a las personas en 90 pesos”.

La mecánica es que, una vez organizados los grupos, participen en una serie de cursos con la única intención de fortalecer y trabajar el tema del tejido social.

“Primero se imparten clases sobre cómo los padres de familia pueden trabajar con estos insumos y con algunos básicos para integrar un buen menú y además con formas de preparación que sean ricas y al mismo tiempo estén nutriendo bien a sus hijos”, explicó.

“Esto nos abre la puerta para trabajar otros temas y fortalecer las relaciones familiares; buscamos trabajar en varias aristas para erradicar la violencia intrafamiliar, mantener a nuestros hijos alejados de las adicciones y de la delincuencia, así como fortalecer la base de la sociedad, que es la familia”, añade Villa Hinojosa.

En esta primera fase, la organización trabaja cada 15 días, pero se tiene programado que sea cada semana, con el fin de que las comunidades organizadas trabajen solas como una estructura de beneficio mutuo y suministro, para lo cual se les va a dejar los contactos de insumos y charlas.

“Es un proyecto que creemos que tiene futuro no para unas semanas, sino para años, porque la única manera de sacar adelante a la sociedad es organizándonos y no vemos ningún esquema que esté buscando rescatar el tejido social”, concluyó César Villa.