¿Se cree que el salario del docente le corresponde a la madre de familia, debido a las clases por línea? Por: LC. Roxana Alanis

Por: LC. Roxana Alanis

Con esta nueva normalidad de clases en línea, en nuestro México, muchas madres de familias han entrado en controversia acerca del salario que perciben los docentes por las trasmisiones de las clases en línea, pues ha habido un sinfín de comentarios de que los sueldos que ganan los maestros se los deberían de pagar a las mamás, pues dicen que “la chamba” de ellos lo están haciendo las mismas madres de familias.

Hay cometarios donde la madre de familia dice que es una carga atender el hogar, estar al 100 con cada hijo, y explicarles las tareas para que las resuelvan, y más, aquellas madres de familia que atienden el hogar y que además trabaja, pero que de alguna manera se las “ingenia” para sacar las labores al flote.

Pero, no olvidemos que un padre de familia tiene la responsabilidad de estar al tanto de la educación de los hijos, revisar sus tareas, ayudarles en donde el niño o niña no comprende, sabemos de tal manera que la forma de enseñar hoy en día se ha vuelto un poco más complicada, pero que también la tecnología ha permitido sacar de muchas dudas lo que no sabemos.

Pero, qué hay del maestro o maestra, que también tienen responsabilidades en el hogar, aquellos que de igual manera tienen hijos y que tienen, no solo la responsabilidad del hijo, sino también de los más de 100 alumnos que avalúan todos los días, a quienes les tienen que revisar sus tareas y sobre todo presentarlos ante el consejo técnico.

Además, de que el docente tiene que armar una estrategia de cómo enseñar a sus alumnos, realizar un programa de aprendizaje donde, el alumno o/y la alumna, esté realmente aprendiendo y que este plan temático sea el correcto.

Pasan horas extras recopilando los trabajos, revisando a cada uno de ellos, y sobre todo aplicando el conocimiento que recibieron durante su formación académica y la experiencia de largos años de trabajo como docentes.

Los profesores, son los que estudiaron y los que al igual que muchas amas de casa se están esforzando por sacar adelante esta nueva normalidad en Educación, que solo ha hecho que incremente el estrés y la confrontación entre maestros y madres de familias, por el hecho de que no ha existido una buena explicación del rol que están tomando ambas partes.