Colima a dos puntos de regresar a semáforo naranja en el riesgo epidemiológico por Covid-19

Se cumplen cuatro semanas sin fallecimientos por esta enfermedad en la entidad

Se incrementa el número de casos positivos en menores y jóvenes

En el lapso de cuatro semanas se tuvieron 40.8 por ciento más de casos a comparación del mes pasado

La titular de la Secretaría de Salud de Colima, Martha Janeth Espinosa Mejía dio a conocer que derivado del incremento exponencial de los casos en el estado y el aumento en cuatro de los diez indicadores que califican el riesgo epidemiológico por Covid-19, la entidad está a tan solo dos puntos porcentuales de pasar a riesgo alto, es decir color naranja, en el semáforo epidemiológico.

Precisó que en la semana del 4 al 10 de enero 1 mil 62 casos acumulados, 583 mujeres y 479 hombres. Comparativamente a la semana anterior del 28 de diciembre de 2021 al 3 de enero de 2022 fueron 174, claramente se ve que son seis veces menor a la semana actual.

En cuanto a los casos activos, refirió la funcionaria estatal, actualmente se tienen 1 mil 189, 993 más que la semana anterior y ya se encuentran en los diez municipios de la entidad.

Explicó además que, en el panorama actual, se compara las últimas cuatro semanas en donde del 14 al 20 de diciembre de 2021, se tuvieron 26 casos semanales; del 21 al 27 del mismo mes, 30 casos, ya del 28 de diciembre al 3 de enero se incrementó a 174 y del 4 al 10 de enero sumaron 1 mil 62. Es decir, en el lapso de cuatro semanas tenemos 40.8 veces más que los casos semanalmente registrados hace un mes.

Resaltó que con estos datos el avance en la medición de los riesgos en el semáforo epidemiológico demuestra un crecimiento en 4 de los diez indicadores. “En la tasa de Reproducción efectiva, que indica el número de casos generado por una persona infectada, se incrementó del 1.10 al 1.13, lo que significa que por cada diagnóstico confirmado hay uno más”.

Lo mismo sucede, mencionó, en la incidencia de casos estimados activos, que subió de 14.30 a 119.2 por cada 100 mil habitantes. Aunado a que el porcentaje de positividad de estar en 15 por ciento pasó a un 43 por ciento y la Tendencia del Síndrome Covid pasó de 0.76 a 13.92; aumentando por ello en un número de atención de personas que manifiestan tener signos y síntomas compatibles al virus del SARS-CoV-2.

Esto, dijo, nos da una ponderación de 18 puntos, con lo que colocaría a Colima a dos puntos porcentuales de alcanzar el riesgo alto y pasar al color anaranjado en el semáforo epidemiológico.

Además, a lo largo del 2021 se incrementaron el número de casos de menores, teniéndose que de menos de un año se acumularon 62 casos, de 1 a 4 años, 173 casos, de 5 a 9 años, 276; de 10 a 14 años 525 y de 15 a 19 años 1 mil 234 casos.

Aunque resaltó que es en el grupo de 25 a 39 años donde más casos se detectaron en el 2021, dando una totalidad de 9 mil 385 contagios.

Indicó que en lo que va de este año 2022 son solamente 24 casos de 10 a 14 años y 38 de 15 a 19 años y siguen siendo los de 25 a 39 años los que han acumulado más contagios con 491 positivos.

Ponderó que el dato en los menores indica la importancia que todos los grupos de edad deben ser considerados para la vacuna y tener esa corresponsabilidad de aplicársela a tiempo ya que tener el esquema de vacunación completo es una de las formas de detener las complicaciones graves, pero también de generar un ambiente de protección a las y los menores de edad y dejar de invisibilizarlos a todos estos riesgos ya que aún no es momento de socializar bajando la guardia en ambientes no esenciales.

Mencionó que el no aceptar que se tiene que seguirse cuidando, se puede caer en una falsa percepción de riesgo pensando que una infección por Delta u Ómicron tan solo es una simple gripe, “recuerden que aún existe incertidumbre a mediano, largo plazo sobre qué secuelas nos va a dejar y como nos pasó con el primer encuentro con Covid, al demostrar que existe un Covid largo y persistente del cual aún seguimos padeciendo”.

Por ello decir que el Ómicron contiene mayor virulencia no significa que cause menos gravedad, “que no mate, que no deje secuelas o que no llegue a colapsar los servicios de salud, hay que tenerlo muy en cuenta y por ello les reafirmamos la infección por el virus SARS-CoV-2 en cualquiera de sus variantes también causa gravedad, muerte, secuelas, ausentismo escolar, laboral y pudiera colapsar servicios de salud y frenar economía”.

Hagamos un frente, subrayó la titular de Salud en Colima, aplicándonos las vacunas y los exhorto a que completen su esquema de inmunización, porque sus ventajas principales son reducir la gravedad de la enfermedad y con esto evitar llegar a necesitar un tipo de atención hospitalaria o crítica y padecer estas secuelas o de complicaciones futuras de problemas de restricción en su capacidad respiratoria funcional que les llegue a limitar para realizar sus actividades de la vida diaria o tener una discapacidad.