Indira participa en la ceremonia por el 175 aniversario de la gesta de los Niños Héroes

  • La gobernadora pasó lista de honor a los héroes, depositó una ofrenda floral y montó guardia de honor, junto con autoridades civiles, militares y navales
  • * El general Hernán Cortés ratificó el compromiso de servir a nuestro país, sus instituciones y su pueblo, dando lo mejor de nosotros, ajustados a la Constitución y los derechos humanos

La gobernadora del estado de Colima, Indira Vizcaíno Silva, junto con los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial, autoridades civiles y militares, presidió este martes la ceremonia conmemorativa por el 175 aniversario de la gesta de los Niños Héroes de Chapultepec, ocurrida el 13 de septiembre de 1847, donde pasó lista a los héroes nacionales, depositó una ofrenda floral y montó guardia de honor en el memorial ubicado en la glorieta que recuerda a los heroicos cadetes del Colegio Militar.

En el pase de lista protocolario, la mandataria colimense recordó a los homenajeados del Colegio Militar: Juan de la Barrera, Juan Escutia, Agustín Melgar, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez, así como de la Escuela Naval Militar a José Azueta y Virgilio Uribe, con la respuesta unánime “murió por la patria”, por parte de los cuerpos militares y navales.

Tras los honores a la bandera, Jaira Erandeni Arreola Orozco y Héctor Fernando Pérez Figueroa, estudiantes de la secundaria Benjamín Fuentes González, presentaron la poesía “Fanfarria a los héroes”, con la participación de diversas bandas de guerra que hicieron más emotiva la declamación, mientras la Banda Sinfónica del Gobierno del Estado de Colima interpretó la Marcha de Zacatecas y una compañía del 29 Batallón de Infantería realizó salvas de fusilería.

El mensaje de la conmemoración estuvo a cargo del general de Brigada DEM, Hernán Cortés Hernández, comandante de la Vigésima Zona Militar, quien destacó que las páginas de la historia de México están plagadas de hechos heroicos, consumados por un pueblo orgulloso de alcanzar y conservar sus anhelos de independencia, soberanía e integridad como nación y Estado.

“Como ciudadanos, hoy nos conmueven los sacrificios que nuestros hermanos mayores tuvieron que enfrentar para hacer realidad sus sueños de vivir en un México libre y soberano; episodios de paz y de violencia con triunfos y derrotas, satisfacciones y pesares, que hoy se transforman en rica enseñanza y experiencia, que como generosa herencia enorgullece a las nuevas generaciones de mexicanos”, indicó.

El mando militar dijo que, de estos anales de la historia, destaca la gloriosa gesta del 13 de septiembre de 1847 en el Castillo de Chapultepec, por aquel entonces hogar de los cadetes del Colegio Militar; “en esa fecha memorable, los cadetes se preparaban ahí en el arte de la guerra y atendieron con madurez, firmeza y decisión el llamado que la patria les hizo y tornaron en realidad el sublime juramento de defender a nuestra nación, ofrendando la vida misma, si así fuere necesario”.

El general Hernán Cortés agregó que, en la lucha armada en ese alcázar, seis jóvenes cadetes –casi niños- sucumbieron ante el enemigo, tras una defensa valerosa y sin cuartel; “el ejemplo de los Niños Héroes de Chapultepec, se ha transformado en un legado que pone en relieve las acciones de que son capaces aquellos que aman a su patria y honran los anhelos de sus antecesores”.

“Patriotismo, lealtad, honor y sacrificio, valores de la formación ética de los cadetes, constituyeron el estímulo para que aquellos jóvenes cumplieran el excelso compromiso contraído con su patria. Los Niños Héroes ofrendaron su vida por la defensa de nuestro suelo, conscientes de que su libertad les fue heredada por mexicanos”, añadió.

Cortés Hernández subrayó que, para las generaciones de hoy, los Niños Héroes constituyen un ejemplo de amor a la patria, cristalizada su lucha incondicional por una nación que se idolatra y se defiende hasta perder la vida en caso necesario, ejemplo de lealtad a nuestro país y sus instituciones y de honor motivante para cumplir sin vacilación alguna, el Juramento a México.

“Sirva de testimonio este escenario, para ratificar el fiel compromiso de todos los mexicanos, de servir a nuestro país, a sus instituciones y a su pueblo, siempre dando lo mejor de cada uno de nosotros, ajustados al marco del Derecho establecido en nuestra Carta Magna y pleno respeto a los derechos humanos”, dijo el general de la Vigésima Zona Militar.

Además de la gobernadora, presidieron esta ceremonia el diputado Alfredo Álvarez Ramírez, presidente del Congreso del Estado; el magistrado Bernardo Salazar Santana, presidente del Supremo Tribunal de Justicia; la secretaria general de Gobierno, Ma Guadalupe Solís Ramírez; el secretario de Educación y Cultura, Adolfo Núñez González; la delegada de Programas para el Bienestar, Viridiana Valencia Vargas; Hernán Cortés Hernández, comandante de la Vigésima Zona Militar; Rubén Alfonso Vargas Suárez, comandante de la Décima Región Naval; el coordinador estatal de la Guardia Nacional, Miguel Ángel Aragón Vázquez, así como los representantes de la Universidad de Colima y el Ayuntamiento de Colima, además de las funcionarias y funcionarios del Gobierno del Estado.