Citan en Congreso a funcionarios para explicar obra de subestación de CFE en Jardines del Valle

A iniciativa de Joel Padilla Peña y de Martha Meza Oregón, diputados del
PT y PVEM, respectivamente, el Congreso del Estado citó a reunión de
trabajo a diversos funcionarios municipales, estatales y federales, para
que expliquen el proyecto de construcción de una subestación de la
Comisión Federal de Electricidad en la colonia Jardines del Valle, de
Manzanillo.

Los funcionarios citados a participar en una reunión de trabajo el
miércoles 15 de febrero a las 10:00 horas, son la alcaldesa de
Manzanillo, el secretario de Salud y Bienestar Social, la directora del
Instituto de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable  del Estado de
Colima y el Superintendete de la CFE en el Puerto.

Padilla Peña mencionó que el viernes pasado, habitantes de las colonias
Jardines del Valle, La Floresta, Mira Valle 1 y 2, Los Altos y Valle
Paraíso, de Manzanillo, acudieron a él y a la diputada Meza Oregón, para
que se les apoye en la revisión del proyecto de la subestación eléctrica
de la CFE, puesto que ha decir de los vecinos existen diversas
irregularidades.

Indicó que las irregularidades referidas por los vecinos están
debidamente fundadas, ya que actualmente la construcción de la
subestación eléctrica se encuentra clausurada bajo el acta 000124, de
fecha 25 de enero de 2017.

Destacó que una de las principales inquietudes de este proyecto es que
la subestación eléctrica encuentra a escasos 70 centímetros de las
viviendas y que con ello pueden llegar a generar problemas graves, como
cáncer, malformaciones o nacimientos prematuros.

Mencionar que expertos en el campo nuclear y en campos
electromagnéticos, exponen que los efectos de las radiaciones que
producen las  instalaciones de las subestaciones eléctricas son dañinos.

A decir de los expertos referidos por Joel Padilla, esas instalaciones
deberían estar situadas en sitios alejados de las poblaciones, pero como
ello implica más gastos, al final las empresas acaban instalando antenas
y subestaciones en lugares inapropiados, pues los humanos no deben estar
expuestos bajo ninguna circunstancia a ese tipo de radiaciones.

Asimismo, expuso que los vecinos de las colonias citadas explican que
las radiaciones no ionizantes son contaminantes y constantemente están
produciendo cargas electromagnéticas, las cuales son absorbidas por la
gente que vive en el radio de cobertura próximo a una subestación.

Ante ello, Joel Padilla y Martha Meza se pronunciaron para abrir una
mesa de trabajo donde se expongan todas las inquietudes de los vecinos
de las colonias  Jardines del Valle, La Floresta, Mira Valle 1 y 2, Los
Altos y Valle Paraíso, donde se les dé respuesta puntual por parte de
las autoridades involucradas en dicho proyecto.