Detienen a “El Bronco”, exgobernador de Nuevo León

El ex gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco” fue detenido y es investigado por presunto desvío de recursos.

El actual gobernador de la entidad, Samuel García difundió un video en su cuenta de Twitter en el que advierte, sin mencionar directamente a “El Bronco»:

“Ser incorruptibles empieza por no robar, por castigar a los que robaron y desviaron el dinero de Nuevo León a sus campañas. Y aquí ya empezamos” y acompaña el video con los hashtags #NuevoLeónIncorruptible #Broncofirmas.

“Somos un gobierno incorruptible, es que quien la hizo la paga, quién robó o desvió recursos a sus favoritos o a campañas va a ir a la cárcel. Quién robó o desvió dinero público a los Corloeones, a los favoritos, a los sobrinos, a sus amigos o a sus campañas van a ir a la cárcel porque ya basta de que jueguen y saqueen a nuestro estado”, dice Samuel García en el video.

El ex gobenador habría sido detenido por elementos de Fuerza Civil y la Agencia Estatal de Investigaciones en el municipio de General Terán.

¿De qué lo acusan y qué son las “broncofirmas”?
Durante las elecciones presidenciales de 2018, los candidatos independientes debían reunir un millón de firmas para poder competir en la contienda.
Supuestamente, el entonces gobernador presionó a trabajadores del gobierno estatal para poder conseguirlas y así entrar en la lista de candidatos.

Según la Sala Regional Especializada 572 personas fungían como empleados durante la administración de Rodríguez Calderón, las cuales fueron captadas para dar apoyos para la candidatura.

Además, 25 dependencias participaron en la recolección de las ‘broncofirmas’, de las cuales 12 titulares estaba involucrados en el proceso de sanción.

¿Quién es Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”?
Jaime Rodríguez fue gobernador de Nuevo León desde 2015 hasta 2021, con licencia del cargo de enero a julio de 20181 para participar como candidato independiente a la presidencia de México en las elecciones federales de 2018. Es el primer gobernador postulado como candidato independiente en México.

También ha sido diputado plurinominal del Congreso de la Unión en representación del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la LV legislatura de 1991 a 1994, diputado local del Congreso del Estado de Nuevo León por el décimo distrito de 1997 a 2000, presidente municipal de García, Nuevo León, de 2009 a 2012.

Los ataques contra Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”
Fue candidato del Partido Revolucionario Institucional a la presidencia municipal de García, Nuevo León, en las elecciones estatales de 2009, resultando electo con 46.2% de los votos a su favor, superando al candidato del PAN que obtuvo el segundo lugar con el apoyo de 35.5% de los sufragios. “El Bronco” gobernó el municipio del 1 de noviembre de 2009 al 31 de octubre de 2012.10

Cuatro días después de asumir el cargo, el 4 de noviembre de 2009, fue asesinado su secretario de seguridad pública, Juan Arturo Esparza García, y sus escoltas a manos de un grupo armado.

En respuesta Rodríguez Calderón decidió depurar a la policía municipal ante las sospechas de que algunos de sus integrantes eran cómplices del homicidio.

El 25 de febrero de 2011 al mediodía, Jaime Rodríguez Calderón salió ileso de un intento de asesinato por parte de cinco sicarios que dispararon en contra de su vehículo, resultando en la muerte de tres de los agresores a manos de los escoltas del presidente municipal y la captura de los otros dos tras haber sido heridos.

Entre los agresores estaban tres expolicias municipales. Un mes después, el 29 de marzo, ocurre un segundo ataque en contra de Rodríguez Calderón, perpetrado por cerca de cuarenta sicarios en varios vehículos en contra del auto en que se transportaba el presidente municipal.

El incidente concluyó con la muerte de uno de sus escoltas y cuatro más heridos, mientras que Rodríguez Calderón salió ileso. “El Bronco” acusó que ambos atentados habían sido planeados por el Cártel de Los Zetas y por policías municipales despedidos por haber fallado los controles de confianza, siendo una represalia por la política de seguridad implementada durante su administración.